Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 13.Diciembre.2018
Prabyc
  |   07.Junio.2018   |   Por:  
EL ESPECTADOR

Guatemala: las vidas que el volcán se llevó

Victimas Volcán Guatemala
Crédito: 
AFP
Mientras la ciudad de Escuintla se llena con los sobrevivientes que dejaron a sus familiares sepultados por la erupción del volcán de Fuego, la ayuda internacional sigue en el limbo y crecen las críticas a la gestión del desastre.

 

Juan Fernando Galindo vivía cerca de la comunidad de Pastores, en Sacatepéquez, la misma que fue devastada el pasado 3 de junio, cuando el volcán de Fuego expulsó columnas de rocas y gas que bajaron por sus laderas y dejaron un rastro de 200 personas desaparecidas y una cifra de muertos que ya supera las 70 personas. Hacia el mediodía del domingo, en lugar de escapar de la amenaza, Galindo, delegado departamental de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), se dirigió a la zona del desastre: tenía que coordinar los trabajos de evacuación. A las cuatro de la tarde llegó la última explosión y la avalancha de arena incandescente que bajó del volcán fue mucho más rápida que el vehículo institucional, en el que quedó atrapado.

Sergio García Cabañas, director ejecutivo de la Conred, explicó que, aunque el personal de la entidad estaba evaluando el terreno y tratando de organizar la salida de los habitantes de la zona de riesgo, la explosión de “lodo volcánico” y el flujo piroclástico que viajó a velocidades superiores a los 80 kilómetros por hora y a más de 700 grados centígrados los tomaron por sorpresa, y alegó que no fueron prevenidos de la emergencia.

Las declaraciones de García Cabañas han sido controvertidas por el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), que ha dicho que desde las seis de la mañana del domingo emitieron boletines especiales para que se incrementara el nivel de alerta, una recomendación que sólo se acató a las dos de la tarde, escasas horas antes de la explosión más grande del volcán.

Desde el Congreso guatemalteco, los opositores del partido de Unidad Nacional de la Esperanza pidieron la dimisión de García Cabañas por “no haber actuado” oportunamente para prevenir la tragedia provocada por el volcán. “Asuma el liderazgo y póngase pilas”, le pidió al jefe de la Conred el congresista Mario Taracena, quien además sugirió que las responsabilidades penales que puede haber por el caso “no se le van a olvidar” a la Fiscalía, una postura populista que distrae la atención del abandono en el que estaba la región afectada por el volcán.

Las mismas autoridades que han señalado la lentitud de la Conred para responder a la emergencia recordaron que, antes de la emergencia, las lluvias habían provocado una crecida de los ríos cercanos a las zonas afectadas. A esos afluentes les faltaban puentes, a pesar de que las comunidades habían pedido reiteradamente que se gestionaran esas obras públicas. Al momento de la emergencia, la ausencia de puentes y la creciente de los ríos les pusieron un palo en la rueda a los trabajos de evacuación.

En medio de la polémica por la eficacia del sistema de alertas, la emergencia en Guatemala no da tregua. Este martes, cuando se anunció que la actividad volcánica se había vuelto a incrementar, los pobladores de Escuintla, la capital departamental a pocos kilómetros del coloso, taponaron las calles tratando de salir en sus automóviles.

A Escuintla también han llegado decenas de sobrevivientes, entre ellos los que se concentran en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, un edificio de construcción tan reciente que ni siquiera había adquirido bancas para sus feligreses. “Yo andaba por Zapote visitando a mi mamá, que estaba muy malita, pero cuando llegué cerca de mi casa me dijeron que para qué iba a regresar, que ya venía la gran lava”, dice una de las mujeres refugiadas en el templo y que, como los otros sobrevivientes, lleva alrededor del cuello un cordón al que está atado un papel con su nombre. “Y vi la gente corriendo, unos ya enlodados, y yo también me estaba ahogando, como soy asmática, con toda la ceniza que estaba cayendo”, agrega la mujer en entrevista para la CNN.

Abraham Rivera, alcalde de Escuintla, informó que cerca de 1.600 personas están albergadas en el pueblo y están buscando habilitar más puntos de concentración para los damnificados.

Entre tanto, a pesar del asedio mediático, García Cabañas anunció que la Conred seguirá “el barrido” en busca de supervivientes, una tarea que se complica todavía más con la incesante actividad volcánica.

Aún “hay posibilidades de encontrar con vida a personas refugiadas en estructuras”, dijo antes de reconocer que tras las actividades de rescate del día se decidirá, junto con el presidente, si la zona afectada se declarará camposanto.

No es la única decisión que García Cabañas tiene en sus manos. Varios países de la región y de Europa, así como organizaciones multinacionales como la ONU, el Banco Mundial y el FMI, han ofrecido ayuda para manejar la crisis. Sin embargo, esos ofrecimientos se han quedado en palabras porque, antes de ser admitidos, el Ministerio de Exteriores de Guatemala debe hacer un llamamiento oficial que no puede darse sin la autorización de la Conred.

“Estamos en apresto y listos para cuando Conred, como ente rector del manejo de emergencias, nos autorice a realizar el llamamiento internacional”, indicó la Cancillería a través de un comunicado que vuelve a poner a Conred en el foco y que aumenta más la presión de la oposición sobre el presidente, Jimmy Morales, quien se ha convertido en el blanco preferido de los guatemaltecos a través de las redes sociales.

Tomado de: elespectador.com