Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Diciembre.2018
Prabyc
  |   10.Abril.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

¡Robaron en Ibagué con falsa promesa de empleo! A la víctima la dejaron 'embalada' en un establecimiento comercial

Carrera tercera con Calle 14 en Ibagué, 2018
Crédito: 
Ecos del Combeima
Lo que empezó con un comentario en publicación de oferta de trabajo en una página de Facebook, terminó en una modalidad de estafa en la que dejan a la víctima como 'carnada' poniendo la cara por el accionar del presunto delincuente.

 

Luisa Fernanda Peñuela fue contactada por un supuesto empleador luego de haber dejado su número en una publicación de Facebook en las ya tradicionales páginas de 'ventas y cambalaches'; el hombre que la llamó aseguró tener un local nuevo de venta de zapatillas en el centro de Ibagué, motivo por el cual supuestamente necesitaba personal con urgencia.

Una de las condiciones para acceder al empleo era pasar reportes periódicos durante el día del movimiento de las ventas a través de Whatsapp, pero como la víctima no cuenta con un celular de tales características, el hombre muy amablemente se ofreció a comprarle un dispositivo móvil cuyo valor sería descontado por fracciones en cada salario.

Luisa, con el anhelo de conseguir empleo en una de las ciudades con mayor índice de desocupación, empezó a dudar desde ese mismo momento por las facilidades que de arranque le ofreció el supuesto dueño del almacén, sin embargo, la necesidad de conseguir trabajo la llevó a acceder al encuentro supuestamente para formalizar el vínculo.

Después de encontrarse frente a la Catedral y haber hecho el cruce de 'papele' básico (hoja de vida, referencias, etc.), el sujeto le indicó a Luisa que se desplazaran hacia uno de los almacenes de Claro de la Calle 12 de Ibagué para hacer efectiva la compra del teléfono y fue allí donde se llevó a cabo el delictivo accionar.

El supuesto empleador y Luisa empezaron a revisar diferentes referencias junto a un asesor de ventas, y mientras la víctima revisaba algunos teléfonos, el sujeto fingía hablar con su esposa para que todo pareciera normal, incluso le decía en voz fuerte que ya tenía todo arreglado con la nueva trabajadora del almacén que ni siquiera existía.

Luego de unos 15 minutos el hombre se salió del almacén con el visto bueno del vendedor para ir supuestamente unos metros arriba a mostrarle un teléfono a la esposa que también estaba antojada de estrenar, y el vendedor, confiado en que quedaba la acompañante (Luisa), no le vio problema, pues desconocía que ella y el estafador ni siquiera se conocían.

Después de 20 minutos entendieron que se trataba de un robo y que el hombre nunca iba a regresar con el celular, y fue ahí entonces cuando el problema se volcó sobre Luisa, pues al vendedor tampoco nadie le garantizaba que ella no fuera una 'compinche' del ladrón, solo ella sabía que los había engañado tanto a ella como al vendedor.

Al final tuvo que llegar la Policía y solo mediante la exposición de la publicación de Facebook y el registro de las llamadas que durante el día Luisa le había hecho al estafador, se pudo determinar su inocencia. Ahora será labor de la SIJÍN determinar la ubicación y la identidad del estafador.