Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Julio.2018
Prabyc
  |   08.Abril.2018   |   Por:  
EL ESPECTADOR

Millonarios de la marihuana aprovechan la legalización en Canadá

Consumo de sustancias en colegios del Tolima
Crédito: 
Imagen de archivo
La industria despegó en 2016 a medida que más inversionistas se apresuraban a apostar por el paso del país hacia la legalización.

 

Terry Booth no esperaba que su vida completara el ciclo, gracias a la marihuana. Vendió marihuana en la escuela secundaria, donde cobraba 25 dólares canadienses (US$19) por un cuarto de onza (7 gramos) para ayudar a su papá.

Durante las siguientes dos décadas trabajó como electricista y empresario, y planeaba retirarse parcialmente al campo de golf después de distanciarse de su firma de permisos de construcción. Esa idea se arruinó cuando su socio de negocios Steve Dobler le dijo que su cuñado estaba buscando inversionistas para un negocio de marihuana.

"Steve es un tipo bastante conservador; pensé que estaba bromeando", dijo Booth, de 53 años, sentado en la sala de conferencias de un hotel de Edmonton, Alberta, no muy lejos de donde Aurora Cannabis Inc. está construyendo un invernadero del tamaño de casi 14 campos de fútbol. "Pero no era así".

Booth y Dobler son los mayores accionistas individuales de Aurora, la segunda empresa de marihuana más grande de Canadá. Sus participaciones combinadas actualmente son cercanas a 200 millones de dólares canadienses, lo que los convierte en los accionistas más ricos en la creciente cosecha de nuevos millonarios de la marihuana en Canadá.

A medida que Canadá avanza para legalizar la marihuana de uso recreacional, el valor del incipiente mercado se ha disparado a más de 25.000 millones de dólares canadienses, engrosando las filas de prósperos inversionistas en marihuana que tienen participaciones significativas en compañías como Canopy Growth Corp. y Aphria Inc. Se espera que el mercado legal estadounidense alcance US$75.000 millones en ventas para el año 2030, casi tan grande como el mercado de refrescos de América del Norte, según la firma de investigación Cowen & Co. Las ventas canadienses pronto podrían alcanzar entre 7.000 millones y 12.000 millones de dólares canadienses al año, estima Beacon Securities.

Conseguir ventas

Incluso después de una venta masiva reciente, el valor de muchas acciones relacionadas con la marihuana se ha duplicado con creces en el último año. No importa que la marihuana recreativa no sea legal hasta más adelante este año, mientras que algunas compañías que cotizan en bolsa todavía tienen que conseguir una venta.

"Los conocedores han generado una gran cantidad de riqueza para ellos e incluso para los inversionistas iniciales", dijo en una entrevista telefónica el analista de PI Financial Jason Zandberg. "Me recuerda los días de las puntocom. Siempre oías de un amigo de un amigo que entró al inicio y logró que compraran su empresa".

Las empresas inicialmente comenzaron a ingresar al sector en 2013 después de que Canadá cambió las leyes que rigen el uso medicinal para permitir acceso a través de productores con licencia. Aun así, antes de que el primer ministro Justin Trudeau atrajera a los votantes en las elecciones de 2015 con la promesa de legalizar la marihuana recreativa, las empresas de marihuana medicinal que cotizaban en bolsa se negociaban en centavos. A mediados de 2015, Aphria se transaba en menos de 1 dólar canadiense, mientras que PharmaCan, que más tarde pasó a llamarse Cronos Group Inc. y cotiza en el mercado bursátil Nasdaq, rondaba los 30 centavos.

La industria despegó en 2016 a medida que más inversionistas se apresuraban a apostar por el paso del país hacia la legalización. Desde entonces, el BI Canada Cannabis Index ha cuadruplicado con creces su valor. Aphria ahora se negocia en casi 10 dólares canadienses, y tocó un récord de casi 25 dólares canadienses por acción en enero. Cronos se cotiza en más de 7 dólares canadienses.

Para John Cervini, cofundador de Aphria, con sede en Leamington, Ontario, la magnitud del aumento del mercado fue una sorpresa. Cervini ya había abandonado el negocio del invernadero de su familia, que vendía tomates y pimientos, cuando junto a su amigo Cole Cacciavillani comenzaron a considerar la marihuana como posible cultivo. Ninguno de los dos tenía experiencia con el cannabis y al principio pensaron que se fumaban las hojas de la planta (en realidad, es el brote).

Aphria fue uno de los primeros productores de marihuana cotizados en bolsa en 2014, y su valor ha aumentado más de 1.000 por ciento. Ahora vale 2.100 millones de dólares canadienses, y la participación de Cervini excede los 96 millones de dólares canadienses.

Cambio global

"Creo que teníamos una idea de que Canadá tenía un buen potencial, pero creo que la verdadera sorpresa ha sido el cambio en todo el mundo", dijo Cervini, de 47 años, en una entrevista telefónica. "No esperábamos tener una empresa multimillonaria".

Algunos de los primeros inversores ya están sacando dinero de la mesa dadas las altísimas valoraciones, donde algunas acciones se cotizan a más de 100 veces las ventas.

Dobler, presidente de Aurora, vendió 900.000 acciones el mes pasado por un valor de 10,3 millones de dólares canadienses, de acuerdo con documentos regulatorios compilados por Bloomberg. Booth, el CEO, vendió 464.183 acciones en el mismo período, según muestran los datos. Todavía poseen más de 24 millones de acciones entre ellos.

Tomado de: elespectador.com