Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Junio.2018
Prabyc
Reinado Empresarial
  |   24.Abril.2017   |   Por:  

Jonathan Arévalo: de seminarista a carpintero y profesor de fútbol en Anaime

'El profe' después de cuatro años en el seminario decidió dejar su carrera sacerdotal para realizar trabajo social por los niños deportistas de la región.

El ‘profe’ afirma que al regresar a su comunidad en el corregimiento donde nació y creció evidenció que los niños de Anaime no tenían ninguna escuela de formación a su servicio y teniendo en cuenta su espíritu solidario decidió iniciar entrenamientos dos días a la semana con los mas pequeños de su sector.

Este joven de 30 años afirma que ha buscado en varias oportunidades ayuda de la Alcaldía de Cajamarca, pero al no recibir respaldo decidió iniciar una cruzada para seguir adelante con su proyecto, recurriendo a rifas para conseguir los utensilios deportivos necesarios para sus pupilos y de igual forma afirma que el comercio de Anaime ha sido de gran importancia, pues han recurrido a ellos para el patrocinio de algunos ‘petos’ necesarios para sus entrenamientos.

La labor que realiza este héroe silencioso es direccionada a todos los niños que desean practicar futbol, pero no cuentan con los recursos, pues la participación en esta escuela no tiene ningún costo y teniendo en cuenta las premuras económicas de esta comunidad procura subsidiarles la hidratación.

Luego de cuatro años de fundación de esta escuela deportiva que inicio con 15 niños y que en la actualidad cuenta con 80, este proyecto ya no solo se dedica al tema deportivo, si no que con los menores se adelantan campañas ambientales que consisten en limpieza del rio Anaime y talleres de Reciclaje, dándoles como recompensa viajes a Cajamarca de esparcimiento o de competencia los cuales también son subsidiados.

Para ‘Chiqui’ como lo llaman sus coterráneos su mayor logro es ver la cara de los niños y jóvenes cada vez que tienen una nieva aventura deportiva, los viajes y la felicidad del equipo baby cada vez que terminan un compromiso sin importar el resultado. Sin embargo afirma que la mayor frustración de esta ardua labor es no recibir el apoyo gubernamental para poder brindarle mayores oportunidades a su equipo.

Nuestro héroe además de ser ‘el profe’ de futbol de Anaime, es un carpintero quien en la fatídica noticia del homicidio múltiple sucedido el año anterior en el ancianato de Anaime, donde su padre perdió una parte de la mano y recibió un machetazo en la cabeza, fue el encargado de hacer las cruces para el sepelio de tres de las victimas quienes no contaban con familiares que les dieran cristiana sepultura.