Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 27.Mayo.2018
Prabyc
Reinado Empresarial
  |   04.Diciembre.2017   |   Por:  

“Ibagué y el Tolima fueron las regiones donde más firmas se aportaron pero no tuvimos el apoyo del gobernador”: Johana Jiménez

La iniciativa del referendo de prisión perpetua para violadores y asesinos de niños solo logró 1.323.009 firmas en toda Colombia de las 1.750.000 que se requerían para pasar en el Congreso.

1.750.000 firmas no se lograron recolectar en Colombia para darle vida al referendo de prisión perpetua para violadores y asesinos de niños en el país que buscaba la líder de este proceso Johana Jiménez, hija de la reconocida ex congresista Gilma Jiménez (Q.E.P.D.), conocida en el territorio Nacional como la defensora de la niñez. 
“Ya culminamos la recolección de firmas solo teníamos plazo hasta el pasado 2 de diciembre y necesitábamos 1.750.000 pero desafortunadamente no alcanzamos la meta, solo logramos 1.323.009, pero no perdimos aquí le hago un llamado a todo el departamento del Tolima, entre otras porque fue uno de los que más apoyo brindó en esta iniciativa, diciéndole sí a los niños de Colombia”, explicó Jiménez. 
Aseguró que seguirá insistiendo en darle vida a este proceso que busca respetar la vida de los jóvenes a quiénes les han afectado su integridad y derechos fundamentales.
De acuerdo a las palabras de la representante del comité promotor de dicho referendo, en la región Pijao se contó con el apoyo del representante a la Cámara, José Elver Hernández, quien se colocó la camiseta para cambiar el dolor que viven miles de niños en el país, “no perdimos, ganamos mucho porque ahora estamos en la agenda Nacional”.   
“El llamado que le hago a todas las personas del país es que piensen en los niños cuando voten, piensen quienes se la juegan pos la niñez para que realmente cambie esta historia, por lo menos que ingresen a páginas de internet de los candidatos y escuchen los discursos para saber el apoyo que de verdad le están brindado a los niños del país”.
¿Qué viene ahora?
En diálogo con Econoticias Johana Jiménez aclaró que el paso a seguir es hablar con cada uno de los candidatos presidenciales y escuchar cuál es la postura que tiene frente a la iniciativa de la presión perpetua para “los verdugos y hampones” que se atreven a meterse con lo más sagrado que son los niños. 
Precisó que solo ha logrado hablar con seis candidatos, “y los que me han dicho que sí los estoy comprometiendo a que si llegan a la Casa de Nariño apoyen y radiquen la ley de referendo que los colombianos están exigiendo en el Congreso de la República para que de una vez por toda busquemos y logremos una verdadera justicia para nuestros niños y asimismo prevenir tanta violencia y maltrato con ellos”. 
¿Por qué no se alcanzó toda la recolección de firmas?
Según Jiménez el país quiere responderles a los niños, la ciudadanía ya están dejando tanta indolencia, tanto sufrimiento, “está cansado de tanto violencia contra los niños, pero aquí lo que realmente se vio fue falta de apoyo por parte del poder de este país, del Gobierno Nacional, de muchos congresistas, pero debo resaltar que algunos nos acompañaron en este proceso”. 
Puntualizó que abordó al 90% del Congreso y todos no ayudaron.
Resaltó que la logística de está iniciativa debe ser muy grande, que debe de tener muchas manos para recoger las firmas del país pero desafortunadamente no respondieron aquellas personas que tiene como hacerlo. 
“Por ejemplo yo le escribí a los 32 gobernadores que tiene Colombia, inclusive hable directamente con el mandatario departamental del Tolima, Óscar Barreto, recuerdo que cuando nos levantamos con la noticia de que habían violado y matado a nuestra Sarita Salazar coincidimos en una emisora donde le hice le llamado por los hechos, él se pronunció y dijo que estaba de acuerdo en apoyarme para que no tengamos más estos casos y defender a los niños pero nunca más pude volver hablar con él”, afirmó Jiménez.
Agregó que de los 32 solo 2 gobernadores respondieron a su llamado, pertenecientes a las regiones de Boyacá y Valle del Cauca, es decir que 30 jefes de departamento le dieron la espalda a esta iniciativa, “es más ni siquiera respondieron el oficio que les hice llegar hace más de 8 meses”.
Consideró que esa fue la dificultad que tuvieron ya que no todos las regiones apoyaron el referendo, si la hubiesen recibido la historia sería otra. 
Sobre si este hecho es muy similar a las 16 curules de paz para las víctimas no aprobadas por el Congreso puntualizó que “este tema que también hace parte de la agenda del país es muy polémico, demás todo lo que hemos escuchado enreda el pensamiento de los colombiano porque la gente no tiene claridad sobre realmente si las curules que se buscan otorgar son de verdad para las víctimas reales de los delincuentes de las Farc, el problema acá radica en que ellos también se declaran víctimas”.
Concluyó que su postura frente al tema es que en el proceso de paz ha desaparecido el Gobierno y los delincuentes de las Farc a los niños, “no los han tenido en cuenta para nada”. 
Finalizó diciendo que esta inicativa del refeferendo de prisión perpetua de violadores y asesinos de niños lleva diez año de lucha, "mi madre Gilma Jiménez la pusó en la agenda del pais, cuando ella era concejal de Bogotá con un grupo cercano de amigos le apostaron a este proceso por medio de un acto legislativo, en dos oportunidades en el Congreso no tuvo eco, en una lo hundieron y en otra lo archivaron, ella al ver que no había esa voluntad política se fue por el mecanismo de participación ciudadana que es el referendo, recoger las firmas y lo que hace esta acción con el monto de firmas que exige la Registraduría obliga al Congreso a legislar frente a ese tema, gracias a ello recolecta las firmas necesarias, se vuelve ley, pasa en el Congreso pero la Corte Constitucional hunde el refrendo de los niños, para la segunda oportunidad vuelve pero la comisión primera de la Cámara de Representantes le dice que no a los niños colombianos y le da la espalda y se hunde el referendo". 
En la tercera oportunidad Johana Jiménez toma el camino de su mamá y nuevamente es hundido el referendo.