Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 11.Diciembre.2018
Prabyc
  |   09.Octubre.2018   |   Por:  
EL ESPECTADOR

El hombre del maletín y el alcalde de Neiva

Ministerio
Crédito: 
EL ESPECTADOR
Varios de los aportantes a la campaña de Rodrigo Lara Sánchez, o algunos familiares, se han visto beneficiados con millonarios contratos por parte de su administración.

 

Para que esta historia no empiece coja se debe saber que el exministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, asesinado por las balas de Pablo Escobar, tuvo dos hijos con el mismo nombre: Rodrigo Lara Restrepo, hoy senador de la República por Cambio Radical, y Rodrigo Armando Lara Sánchez, hijo de la secretaria del Partido Liberal en el Huila, con quien Lara Bonilla tuvo un affaire que condujo a su nacimiento.

Lara Sánchez es hoy el alcalde de Neiva, cargo que conquistó en representación del partido Alianza Verde con la más alta votación en la historia esa ciudad: 74.212 sufragios. Este segundo Rodrigo tiene mayor parecido físico al papá que el otro Rodrigo, pero es hora de saber si también se le parece en su lucha contra la corrupción. Lo cierto es que está inmerso en un escándalo con tentáculos que enredan a varios aportantes de su campaña a la Alcaldía y lo tienen como corcho en remolino: ni se hunde ni sale a flote.

El problema explotó el pasado 23 de agosto, cuando la Fiscalía capturó a ocho concejales y dos exconcejales, un diputado, la personera y el contralor de la ciudad, así como a un empresario y un particular que se desempeñó como coordinador de la Oficina de Proyectos de la Universidad Surcolombiana (USCO), que avaló el proceso de selección de personero. El diputado capturado responde al nombre de Óscar Urueña, de Alianza Verde, acusado de haber sido el que pactó la “compra” de los concejales para asegurar la elección del contralor y la personera.

El motivo de la captura es que todos se habrían puesto de acuerdo “de forma ilícita con la finalidad de lograr a toda costa que resultaran elegidos Heidy Lorena Sánchez como personera de Neiva y José Hildebrán Perdomo como contralor municipal, y para lograr el cometido se desconocieron requisitos esenciales relacionados con el concurso de méritos”, según declaró el oficial del CTI a cargo del operativo.

Dicen que detrás de la amañada elección se percibe la mano de la Alcaldía para acomodar esos dos órganos de control a sus intereses —con personera y contralor de bolsillo— e involucra anomalías como la adjudicación de millonarios contratos para los financiadores de su campaña o con familiares directos de estos, o la repartición de sumas de hasta $12 millones para cada uno de los concejales capturados y que están siendo procesados.

El mismo fiscal general, Néstor Humberto Martínez Neira, calificó el hecho como “absolutamente bochornoso”, y anunció que existen audios, chats, fotografías y videos que demuestran que se pagaron altas sumas por los votos a favor de los candidatos del alcalde que salieron elegidos.

En lo referente al diputado Urueña, en una llamada fechada el 23 de enero de 2016, este le informa a René Cantillo Álvarez que les entregó sendas sumas de $8 millones a los concejales Roberto Escobar y Dolcey Andrade, pero Cantillo lo interrumpe y le dice que este último se está quejando de que no le entregaron la plata completa.

Cantillo, el hombre del maletín

¿Y quién es René Cantillo Álvarez? Es un amigo personal del alcalde Rodrigo Lara Sánchez, del que se dice fue el mayor aportante a su campaña y sobre quien recae la repartición más gruesa de esos dineros “calientes”, motivo por el cual es conocido en Neiva como “el hombre del maletín”.

Cantillo es un reconocido empresario cafetero y contratista del Estado, y en las cuentas “oficiales” entregadas al Consejo Nacional Electoral (CNE) figura un aporte suyo de $26 millones, suma insignificante para todo lo que recibió a cambio: por un lado se ha visto favorecido con contratos de hasta $200 millones para familiares suyos y tiene a otros parientes nombrados en cargos clave del municipio.

Una hermana de René Cantillo, Tulia, ha recibido contratos por $105’310.000 así: contrato n.° 286 de 2016 por $35’310.000, cuyo objeto es “prestación de servicios profesionales a la Secretaría de Desarrollo Social y Comunitario en la coordinación, fortalecimiento, funcionamiento y operatividad del programa casa de apoyo del habitante de la calle en el municipio de Neiva”; contrato n.° 440 de 2017, por $35’000.000 con el objeto de “prestación de servicios profesionales a la Secretaría de Equidad e Inclusión para ejecutar actividades de apoyo, asesoría y acompañamiento al programa dirigido a beneficiar a la población habitante de calle del municipio de Neiva”; contrato n.° 644 de 2018, por valor de $35’000.000, cuyo objeto es “prestación de servicios profesionales a la Secretaría de Equidad e inclusión para ejecutar actividades de apoyo, asesoría y acompañamiento al programa dirigido a beneficiar a la población habitante de calle del municipio de Neiva, en cumplimiento de la Ley 1641 de 2013”.

Su hija, Cindy Cantillo Camacho, recibió contratos por $53’750.000 así: contrato n.° 443 de 2017 por $26’250.000, cuyo objeto es “apoyo en la elaboración de estrategias publicitarias para la Alcaldía de Neiva para proyectar la imagen institucional a los medios y a la comunidad en general, contribuyendo en la transformación positiva de la percepción de la administración municipal”; contrato n.° 317 de 2018 por $27’500.000, cuyo objeto es “apoyo en la elaboración de estrategias publicitarias para la Alcaldía de Neiva, para proyectar la imagen institucional a los medios y a la comunidad en general, contribuyendo en la transformación positiva de la percepción de la administración municipal”.

Su esposa (hoy exesposa), Luisa Fernanda Tamayo, fue vinculada por $8’000.000 mediante contrato n.° 1015 de 2016 para la “prestación de servicios de apoyo a la operativización del parque de la música Jorge Villamil Cordovez”, en la Secretaría de Cultura, Deporte y Recreación de Neiva.

Por sus aportes los contrataréis

Pero ahí no para la cosa. Exceptuando los $26 millones de René Cantillo para la financiación de la campaña de Rodrigo Lara, se registraron otros 16 aportantes, según información entregada al CNE, por un valor total de $302’514.093. Entre ellos se destacan seis personas naturales, a saber:

Carlos Augusto Rosero Tafur, $26 millones, cédula 12.116.304.

Diego Muñoz Marroquín, $26,5 millones, cédula 7.688.292.

Alfonso Rosero Falla, $19,5 millones, cédula 7.711.267.

Dorian García Alvira, $25 millones, cédula 79.950.800.

Francisco José Rosero Tafur, $25 millones, cédula 12.130.277.

Andrea Marcela Lozano Lozano, $24,05 millones, cédula 1.110.448.088.

Estos seis aportantes se han visto favorecidos en la adjudicación de contratos o nombramientos de familiares, así:

Alfonso Rosero Falla, pariente de los también aportantes hermanos Carlos Augusto y Francisco José Rosero, se vio favorecido con el nombramiento de su esposa (a dedo, sin meritocracia), Erika Paola Losada Cardoza, como gerente de la ESE Carmen Emilia Ospina, cuyo presidente de la Junta Directiva es el alcalde Rodrigo Lara Sánchez.

Diego Muñoz Marroquín obtuvo para su empresa, Muñoz Abogados S.A.S., un contrato de las Empresas Públicas de Neiva por $22’572.800 para adelantar el proceso de registro de marca de la imagen corporativa de Las Ceibas, Empresas Públicas de Neiva E.S.P. ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC); trámite que es sencillo, se puede hacer por internet y es gratuito.

Por cierto, el cambio de imagen de Las Ceibas tuvo un costo de $137 millones de pesos, y por el solo diseño del nuevo logotipo la Alcaldía pagó $35 millones, dos cifras desde todo punto de vista exorbitantes.

Muñoz Marroquín también se vio favorecido con la designación de Hernando Josué Benavides Vanegas como gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva, quien trabajaba en la oficina de abogados de Diego Muñoz antes de posesionarse como funcionario de la Alcaldía. Sumado a lo anterior, fue evidente el apoyo de Rodrigo Lara Sánchez a la candidatura de Muñoz Marroquín al Senado en 2018.

Según el periodista huilense Édgar Artunduaga, “Diego Muñoz Marroquín marcha a la sombra del alcalde Lara Sánchez, detrás del poder y los favores que puede dispensar el cargo. (…) actúa como jefe del alcalde y como el socio político que lo sentó en el cargo, como el asesor y el puente para muchos efectos”.

Continuando con los aportantes, Dorian García Alvira recibió contratos por más de $1.000 millones en las Empresas Públicas de Neiva. Otro caso de posible favorecimiento es el de la empresa 4G4 Ingeniería S.A.S., que le organizó una reunión política a Lara Sánchez el 10 de octubre de 2015 (a tres semanas de la elección), y hoy tiene contratos con Empresas Públicas de Neiva que suman $1.200 millones, cuyo objeto es “optimizar y mejorar las redes del acueducto”.

John Jairo Andrade, hermano de Hernán Andrade, exsenador y actual presidente del Directorio Nacional Conservador, que movió votos por Lara, tiene contratos por más de $2.500 millones para reponer y construir alcantarillados.

De otro lado, la firma de Ingeniería Joules M.E.C. Ltda., de propiedad de los cuñados del exrepresentante a la Cámara Héctor Javier Osorio Botello, quien apoyó la gestión del alcalde Rodrigo Lara Sánchez, fue escogida cuatro veces consecutivas por Empresas Públicas de Neiva para trabajos de pavimentación.

Andrea Marcela Lozano, otra de las aportantes, se vio favorecida con el contrato para “suministro de impresiones gráficas, vallas, pendones, pasacalles y demás material publicitario y gráfico requerido para la difusión de la nueva estrategia de marca de Empresas Públicas de Neiva-EPN”, por valor de $33’141.200.

Volviendo al “hombre del maletín”, René Cantillo, la foto que acompaña este artículo lo muestra en diciembre de 2016 “cubriendo” ante el alcalde Rodrigo Lara la posesión de su protegida María del Pilar Trujillo Ruiz como líder de Infraestructura, dentro del despacho de la Alcaldía: un lugar donde el primer requisito para ingresar es dejar los celulares en la recepción.

El Espectador intentó comunicarse con el alcalde Rodrigo Lara Sánchez, para conocer su versión de los hechos. Fue llamado a su celular y contestó una mujer, a quien le dijimos que había dos preguntas para hacerle en torno al tema en cuestión. Ella quedó de informarle, para que él respondiera. Sin embargo, al cierre de esta edición no había reacción alguna de su parte o de uno de sus funcionarios.

En declaraciones a los medios de comunicación, en agosto pasado y una vez se llevó a cabo el operativo de captura de los concejales y demás supuestos implicados, el burgomaestre lamentó lo sucedido y lo calificó como un hecho desafortunado que no ayuda al desarrollo de la ciudad y que quebrantaba la confianza de los ciudadanos con sus instituciones públicas, pidiendo celeridad para solucionar la situación.

“Que prevalezca la justicia y la verdad en este caso, brindando las garantías que requieren los concejales que lamentablemente están involucrados, así como los representantes de los organismos de control. Tenemos proyectos muy importantes por discutir, entre ellos el de la creación de la empresa de Alumbrado Público, que tiene dentro de sus objetivos la modernización de la iluminación pública”, manifestó Lara Sánchez en ese momento.

Colofón: en honor a la verdad, fue a raíz de las denuncias que hizo Mateo Trujillo siendo presidente del Concejo de Neiva, que la Fiscalía se puso en la tarea de interceptar a los concejales y demás personas luego capturadas. Mateo Trujillo Segura pertenece al mismo partido del alcalde, Alianza Verde, y centró su acusación en que la elección de contralor y personero se había pactado desde el Concejo anterior.

Tomado de: elespectador.com