Publicidad

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Febrero.2018
Publicidad
  |   13.Noviembre.2017   |   Por:  
Infobae

Disneyland, en alerta por el brote de una extraña enfermedad potencialmente mortífera

El parque temático fue obligado a cerrar una parte de sus instalaciones por el brote de la enfermedad

Se trata de la enfermedad del legionario o legionelosis, una forma de neumonía potencialmente letal.
Funcionarios de salud del condado de Orange dijeron que nueve personas que visitaron en septiembre el parque temático en Anaheim desarrollaron la enfermedad.
La funcionaria señaló además que otras tres personas que estuvieron en ese tiempo en Anaheim también contrajeron la enfermedad. Uno de esos pacientes, murió, indicó la vocera del condado. Según informó Good, los 12 pacientes tienen entre 52 y 94 años, siendo 10 de ellos hospitalizados por el grado de gravedad del caso.
“A la fecha, ningún caso adicional de Legionalla ha sido identificado con potencial exposición en Anaheim después de septiembre. No existe en estos momentos ningún riesgo conocido asociado a este brote”, señaló Good.
Luego de una breve investigación sobre los pacientes, los funcionarios de salud de Orangeidentificaron a Disneyland como el lugar en común de ocho casos. El parque -que no ha dado información oficial ni emitido comunicado alguno en las últimas horas- informó a los funcionarios que habían identificado altos niveles de la bacteria en dos de sus 18 torres.
La enfermedad del legionario es una forma severa de neumonía causada por la bacteria Legionella, hallada algunas veces en sistemas acuíferos. Se contrae típicamente al respirar el vaho del agua que la contiene. La fuente del vaho pueden ser unidades de aire acondicionado en grandes instalaciones, duchas o bañeras. La enfermedad del legionario no se contagia entre humanos.
El parque informó a funcionarios de salud este mes que elevados niveles de Legionella habían sido identificados en dos de sus 18 torres, que desde entonces fueron atendidas y desinfectadas.
Disneyland dejó las torres fuera de servicio el 1 de noviembre y le dijo a la agencia de salud que había realizado desinfecciones y pruebas adicionales. Las torres volvieron a estar en servicio el 5 de noviembre, pero dos días después, fueran suspendidas nuevamente, dijo Good.
Posteriormente, los funcionarios de salud emitieron una orden para que las torres permanezcan cerrada hasta que se verifique que están libres de contaminación. Los resultados de las pruebas no se conocerán hasta dentro de dos semanas.