Alexa
Ibagué - Colombia, 26 de Marzo de 2017

Comentar Comentar

Internacional | 16 Mar 2017 - 7:17 pm | Por: El País Internacional

La triste historia que se esconde detrás del Loris perezoso

La
Es muy posible que usted se haya enternecido al ver alguno de esos famosos vídeos que tienen como protagonistas a pequeños Loris a los que hacen cosquillas o que se alimentan de pequeñas bolitas de arroz o plátanos.

Sus ojos enormes nos emocionan, sus movimientos lentos nos enternecen y nos despiertan, sin duda, unas ganas inmensas por acariciarlos o adoptarlos. Bien, organismos en defensa de los animales salvajes denuncian la cruda realidad que hay detrás de estos vídeos, y que desde Supercurioso, esta es una realidad que debe detenerse cuanto antes.

El Loris perezoso, al igual que muchos otros, no es un animal doméstico. Está en peligro de extinción por actos tan incomprensibles como sancionables que están terminando con este pequeño primate tan excepcional como maravilloso.

La triste historia que se esconde detrás del Loris perezoso

Empezaremos hablándote de Kinako, el pequeño Loris que se comía una porción de plátano. Tal y como denunció el “Washington post” y la CNN, el comercio de los Loris está llegando a un punto insostenible y realmente cruel.

1. Estos animales son originarios de las selvas de Sri Lanka, pero debido al comercio y la caza ilegal, son arrancados de sus espacios naturales para ser vendidos como animales de compañía en tiendas de China y Japón. Algo completamente innatural.

2. El Loris lento no es una mascota. Son animales salvajes, criaturas nocturnas que cazan solo de noche, alimentándose básicamente de pequeños insectos. El arroz y los plátanos no suelen ser su dieta habitual ni favorita.

3. Así pues, para que un Loris se convierta en un animal “adoptable” se procede a quitarles los dientes. Al leer esto habrás sentido un escalofrío y te preguntarás por qué lo hacen. El Loris es un animal que se defiende con su mordedura. Cuando se siente amenazado levantan los brazos para que unas glándulas alojadas en sus codos combinen un veneno con su saliva, de ese modo, al morder causan la muerte a sus enemigos.

4. Para que esto no ocurra, los traficantes suelen arrancarles los dientes. De hecho, otro de los vídeos más famosos que circulan sobre los Loris es uno en el que “supuestamente” les hacen cosquillas. Hemos de tener claro que cada vez que estos animales levantan los brazos es porque se sienten amenazados y en peligro, por lo tanto, no están disfrutando.

5. Los Loris no sobreviven demasiados días en las jaulas y en las tiendas de animales. El estrés, el miedo, la mala alimentación y la luz del sol acaba tempranamente con sus vidas. Algo sin duda terrible. 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último