Alexa
Gana Gana
Colpatria

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 05.Junio.2020
Inacar
  |   01.Abril.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Cerca de 1.500 personas ‘paga diarios’ que habitan residencias e inquilinatos del centro de Ibagué, requieren alimento y están amenazados a ser desalojados

Crédito: 
Gerardo Gómez
Se trata de personas que se dedican a las ventas ambulantes como chaceros, vendedores de los semáforos, trabajadoras sexuales, músicos ambulantes, artistas callejeros, adultos mayores y otros que pagan a diario el arriendo de una pieza porque viven de lo producen realizando estas labores como ambulantes en las calles.
Universidad de Ibagué

Este es un grave drama que se está presentando debido a que en medio del aislamiento, estos inquilinos que están ubicados solamente en el sector céntrico de la ciudad y que en la actualidad no tienen como salir a buscar el sustento diario o dedicarse al ‘rebusque’ y en la mayoría de los casos el hambre los azota y no da espera.

A esto se le debe sumar la presión que ejercen los propietarios o administradores de los inquilinatos o residencias donde además de haberse desalojado en principio a algunos de los residentes, a otros los están presionando para que se marchen con sus pertenencias y hasta les suspenden los servicios como el gas para cocinar, la luz y hasta el agua, aduciendo que si no se les paga, no pueden estar ocupando esos lugares.

Pero, ¿cómo funciona el paga diario o arriendo por días?, se trata de una figura donde las personas ocupan un pieza en negocios identificados como residencias o inquilinatos y donde el arrendatario cancela diariamente sumas que oscilan entre 20 y 25 mil pesos y les da el derecho a tener una cama y otros enceres, en algunos casos hasta a cocinar, pero acudiendo a las matemáticas simples, el costos de este ‘servicio’ puede llegar a valer hasta 750 mil pesos al mes, muchos de ellos llevan hasta más de un año viviendo en esas condiciones.

En diálogo con Econoticias, Jonathan Alexander Camargo quien manifiesta ser el presidente de la Fundación Proyecto Colombia Para Todos, expresó que de acuerdo con una labor de censo realizado de este grupo poblacional, en el centro de la ciudad hay 1.485 personas ubicadas en 143 residencias e inquilinatos a los que les alquilan habitaciones a vendedores ambulantes, músicos de las calle, artistas callejeros, trabajadores sexuales, vendedores en chazas, de los semáforos, etc.

“Hay algo que es claro y es que en el centro de Ibagué viven en estos sitios esos ciudadanos donde hay niños, adultos y adultos mayores, afortunadamente hemos logrado diálogos a través de la Policía con administradores y propietarios para que por ahora no los desalojen por falta de pago de los arrendamientos, sin embargo, las advertencias e insinuaciones en tal sentido siguen latentes, como estas personas deben alimentarse y para que no sigan deambulando por las calles buscando comida, exponiéndose y exponiéndonos a todos en las vías públicas a ser contagiados, hemos propuesto para que la responsabilidad con ellos sea de todos ayudando a buscarles una solución”, expresó el señor Camargo.

Dijo que hasta el momento a estas mil 500 personas del centro de Ibagué, no les ha llegado ningún tipo de ayuda oficial y se convierten en personas muy vulnerables a convertirse en receptores y a la vez en transmisoras del virus, similar a lo que sucedió en Italia, donde un grupo de personas no acató las medidas y hoy están convertidos en uno de los países más afectados por el coronavirus.

“Hay un motivo muy grande por el cual se la pasan en las calles un grupo numeroso de estas personas y ese motivo es que no tienen qué comer y por lo tanto debemos organizarnos a través del Gobierno Municipal y las empresas privadas que quieran suministrarles alimentos, logrando una organización para llegar a los inquilinatos y residencias del centro de la ciudad y así mismo poder hacerlo en otros sectores de Ibagué porque hasta el momentos a muchas personas no les ha llegado, ni se ha sentido la presencia de la Administración Municipal y esto debe ser de manera inmediata”, agregó.

La propuesta que está impulsando esta organización, se ha realizado a través del llamado hecho con una comunicación a las empresas productoras y distribuidoras, así como a los privados que se quieran vincular donando alimentos y elementos que serían distribuidos periódicamente a estas personas en estos 143 puntos identificados donde residen  y así evitar que estén deambulando de manera permanente, poniendo en riesgo su salud y la de muchas personas.