Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Agosto.2019
Terraverde
  |   04.Febrero.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

¿Quién dice la verdad?

Girón y Jaramillo
Crédito: 
IBAL
Un nuevo capítulo se vive del enfrentamiento entre el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y el periódico El Nuevo Día, esta vez se abre la escena por cuenta de las denuncias hechas por el diario en contra de Jaramillo y Girón por la entrega de las obras de la fase uno del acueducto complementario.

 

El periódico El Nuevo Día en su edición del domingo tres de febrero puso descubierto lo que sería una maniobra del ex gerente del IBAL, José Alberto Girón y aparentemente del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, para hacer creer a la ciudad que el pasado 26 de octubre de 2018 se hizo entrega de la Fase 1 del Acueducto Complementario de Ibagué. (¿Hubo un ‘falso positivo’ en entrega de la fase I del Acueducto Complementario?).

En el comunicado de prensa 1.381del 26 de octubre de 2018, la Alcaldía de Ibagué tituló “Jaramillo inauguró primera fase del acueducto complementario”, siendo este evento solo la entrega de una parte del proyecto según indicó el diario, con lo que se confirmaría que se hizo esta actividad para despedir a Girón de la gerencia del IBAL, pero además con este hecho con la aparente intención de ponerlo ante la opinión pública como el salvador de este proyecto, unos semanas después Girón anunció con bombos y platillos que iba a buscar suceder a Jaramillo. 

Precisamente en el evento que se realizó el propio alcalde Jaramillo dijo que la obra estaba totalmente terminada.

Por su parte José Alberto Girón, ex gerente del IBAL, también ratificó que se daba fin a la fase uno del acueducto complementario, proyecto con el cual Ibagué tendría 60 años de solución al problema de agua.

Según una fuente del periódico El Nuevo Día, ese 26 de octubre día en el que se anunció la salida de Girón de la gerencia de la empresa de Acueducto y Alcantarillado, se habría inyectado agua al sistema de conducción más no se trajo de la bocatoma Cócora hasta el kilómetro 4+700, situación que fue desmentida en la trasmisión del Facebook Live desde la cuenta del alcalde Guillermo Alfonso por el propio mandatario local y el actual gerente del Ibal, Carlos Fernando Gutiérrez.

“Cuando uno va a sacar una información tiene que llamar a la persona, tiene que llamar a la institución  para que se pueda defender la persona y mostrar si es correcto o no es correcto”, dijo Jaramillo.

Pero además el mandatario sostuvo que “Que pena que tener que salir que salir a esto no más, desafortunadamente esto es lo que hemos tenido en estos días, tipo de injurias y calumnias permanentes y cuando uno les dice la verdad que están mintiendo dicen que uno es el que está diciendo mentiras. Ellos no rectifican y me toca por eso ir a los a barrios para que se conozca la verdad”, puntualizó el alcalde.

En la nota de prensa El Nuevo Día consultó al ingeniero Luis Fernando Díaz quien hasta hace un tiempo era aliado de Girón. Díaz cuestionó no solo la realización del evento sino también la aparente mentira que se le contó a Ibagué, “el agua que salió de la llave que abrió el Alcalde, no es agua de la bocatoma Cócora, sino agua que posiblemente fue inyectada a la tubería por motobombas. Sonido, carpas, sillas, refrigerio, busetas y muchos invitados a presenciar la apertura de una llave, ver salir mucha agua pero que no provenía de la bocatoma Cócora. Todo Ibagué fue engañado”.