Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 21.Noviembre.2018
Prabyc
  |   14.Septiembre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Si la ambulancia estaba recogiendo a un paciente pensaría que hay una prelación”: Cr. Hernán Silva

Hernán Silva 
Crédito: 
Ecos del Combeima
El exfuncionario afirmó que las ambulancias no están exceptas de cumplir todas las normas de tránsito pero hay situaciones de emergencia en que debe prevalecer la vida.

 

El 12 de este mes se conoció el caso de un agente de Tránsito que ordenó la inmovilización de una ambulancia que se encontraba a punto de realizar una remisión de una paciente, el hecho ha generado polémica en la ciudad.

Entre los argumentos salió a relucir que el conductor de la ambulancia no se encontraba presente en el vehículo y que éste estaría invadiendo espacio público, por su parte la dueña de la ambulancia explicó que la camilla de un hospital es diferente a la de la ambulancia y por tanto tenía que ser operada por varias personas para que la paciente no se cayera.

El exsecretario de Tránsito, Cr. Hernán Silva, se refirió al tema e indicó que el Código Nacional de Tránsito es muy claro y no exime a ningún vehículo del cumplimiento de las normas de tránsito y en ella se consignan las normas para todo tipo de vehículos y peatones.

“Los vehículos de urgencias no están eximidos de cumplir todas normas de tránsito pero el mismo código habla de una prelación cuando se van a atender casos de urgencias y seguridad, si la ambulancia está recogiendo a un paciente pensaría que hay una prelación, si hubiera adelantado un semáforo sin usar la sirena sí sería una infracción, creo que primero está la vida, pero habría que analizar los hechos”.

El exfuncionario además comentó que todo el personal de las ambulancias deben ser certificados por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias y la Secretaría de Salud, por lo que ellos deberán determinar si el conductor estaba en capacidad de ayudar a manejar al paciente.

“El argumento para la creación de los Guardias Azules se basó en la reducción de accidentes de tránsito bajo parámetros de la enseñanza y la prevención, si vamos a sacar un grupo represivo ‘apaguemos y vámonos’, hasta la función de la Policía es preventiva”.

El Cr. Silva afirmó que las personas que integran este cuerpo de tránsito deben cumplir una normatividad nacional y por tanto quienes los contrataron debieron verificar que cumplieran las normas, sin embargo apuntó que este trabajo requiere de un continuo aprendizaje.

“Para cumplir cualquier actividad profesional uno primero debe ser persona, las quejas generalizadas hacen que se requiera un curso buena atención al público porque al fin y al cabo se deben al público, esto no quiere decir que los conductores se puedan volcar a la indisciplina y agresión a la cultura ciudadana”.