Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Diciembre.2018
Prabyc
  |   19.Octubre.2017   |   Por:  

“El pobre animal tiene tantas garrapatas que ya no puede abrir los ojos”: Angie Echavarría

Una residente del barrio Reservas de Santa Rita relató la triste condición en la que al parecer sus vecinos mantienen a un perro.

Adquirir una mascota es una decisión que debe tomarse con mucha responsabilidad ya que será un miembro del hogar por varios años teniendo en cuenta que el promedio de vida de un perro está entre 10 y 15 años y el de un gato entre 7 y 10 años, además de los múltiples gastos que se generan en alimentación, visitas veterinarias, implementos recreativos etc…  
Muchas personas no tienen en cuenta todas estás implicaciones y adoptan una mascota por su aspecto tierno al ser cachorros sin embargo al crecer la suerte de muchos animales cambian y terminan siendo víctimas de abandono o maltrato. 
Angie Echavarría, residente del barrio Reservas de Santa Rita, ha venido denunciando a través de redes sociales el maltrato que está sufriendo un perro a manos de sus vecinos, explicó que el animal es mantenido en una terraza y no le prestan atención.
“El perro ya no puede abrir los ojos de tantas garrapatas que tiene, vive entre su propio excremento todo el tiempo, esta flaco ya se le ven las costillas, la Policía vino hace dos días pero ahí dejaron al animal que sigue en las mismas condiciones, es complicado que nadie haga algo real por él”. 
La señora Echavarría afirmó que hace más o menos 3 meses que los vecinos se percataron de la situación y le han intentado tirar comida por lastima pero muchas veces cae en el excremento. 
“El hecho que tengan al animalito debajo de unas tejas no quiere decir que esté protegido, él ladra día y noche pero esa gente no le presta atención, a veces se para en dos patas y lo alcanzamos a ver y es impresionante ver esa cantidad de garrapatas en toda la cara, no conozco a mis vecinos pero sabemos que son enfermeros”, aseguró la señora Angie Echavarría. 
Comentó que el perro que tendrá a lo sumo un año de vida y solicitó que la Policía Ambiental tomé cartas en el asunto y rescate al animal de una situación tan lamentable como la que está viviendo.