Alexa
Ibagué - Colombia, 29 de Marzo de 2017

Comentar Comentar

Ibagué | 15 Mar 2017 - 7:45 am | Por: Equipo Ecos del Combeima

¿Y los parques de Ibagué?

¿Y
Abandono, delincuencia, suciedad y drogadicción es el panorama que se vive en muchos de esos espacios en esta capital.

Una gran mayoría de los parques de Ibagué permanece en absoluto abandono, situación que facilita la presencia de consumidores y delincuentes en una escena que se ha vuelto habitual sobre todo en horas de la noche, y que pone en la 'cuerda floja' la tranquilidad y el bienestar de la comunidad.

La falta de intervención de la Alcaldía de Ibagué a través de la dependencia encargada ha traído como consecuencia que esos espacios -que se supone deberían ser deportivos, familiares y/o para los niños- se conviertan en un escenario oscuro y hostil, que en vez de generar un beneficio -como tendría que se su fin- terminan convirtiéndose en un 'dolor de cabeza' para los ciudadanos.

Pero es que no se trata únicamente de los problemas de delincuencia y drogadicción, pues también tiene que ver con la higiene misma del sector, esto gracias a que los artefactos decorativos mediante sistemas de acueducto sólo funcionan algunos días después de su inauguración, pero poco tiempo después pasan a ser el 'hogar' perfecto para zancudos y todo tipo de insectos.

El parque del barrio Belén es apenas uno de tantos casos que se presentan en esta capital, y aunque la comunidad se esmera por mantener en buenas condiciones por lo menos la infraestructura, las albercas que fueron instaladas y que sólo funcionaron por un tiempo hoy son un perfecto criadero de zancudos.

En las imágenes se puede apreciar el evidente abandono en el que se encuentra ¿Para qué invertir entonces en un sistema de acueducto decorativo que sólo va a funcionar durante un corto periodo? ¿Quién recupera el dinero de la inversión y de dónde va a salir el monto para su reparación y/o mantenimiento? Son preguntas que se hace la comunidad.

El parque del barrio El Salado también refleja la falta de intervención principalmente en las albercas, allí la decoración con agua hace mucho tiempo dejó de funcionar, y contrario a su objetivo ornamental lo único que hace es afear la imagen de ese escenario.

Ahora, claro que hay excepciones (como en algunos parques del barrio El Jordán) porque es la misma comunidad la que ha tenido que 'meterse la mano al bolsillo' para asumir casi que en su totalidad los costos de manutención.

 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último