Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 24.Mayo.2018
Prabyc
Reinado Empresarial
  |   23.Abril.2017   |   Por:  

Una historia con aroma a café, que se construye en lo más lejano del Tolima

Conozca el trabajo que adelanta un biólogo, un filósofo y un matemático físico en una vereda alejada de Purificación, desde allí desarrollan un proyecto productivo con los estudiantes de la zona que se denomina Colbicafé.

Frank Edwin Useche Reina, uno de tantos profesores que han tenido que dejar a su familia para cumplir uno de sus objetivos de vida y es educar a los jóvenes que viven en zonas alejadas del Tolima.
“Yo viajo los domingos a la vereda a la una de la tarde para llegar allí a las seis aproximadamente y regreso los viernes a la cinco o seis, en la moto ese es el tiempo que me gasto. De Prado a la vereda son cincuenta kilómetros de los cuales cuarenta son regulares y diez están en mal estado”.
Desde hace 20 años cuando se graduó como licenciado en matemáticas y física de la Universidad del Tolima ha disfrutado de su profesión que hoy lo tiene en la vereda Villa Esperanza de Purificación.
“Tenemos ochenta niños, de sexto a once, trabajamos cuatro personas entre los que nos repartimos la carga académica, los niños llegan a pie, otros a caballo y tardan hasta dos horas algunos de ellos de inda y de regreso”. Esto no es un problema para quien desean salir adelante y cambiar el destino de sus familias a través de la educación.
“Tenemos un proyecto y es cultivar café, la marca es Colbicafé, vendemos a nueve mil pesos la libra y hacemos todo el proceso hasta producirlo para que los tolimenses lo puedan degustar en la mesa. Debo resaltar el trabajo de mis compañeros Jorge es licenciado en filosofía, Liseth legua castellana y Juan David es biólogo”.

Los niños con su relación con el campo y los conocimientos de los padres de familia han logrado impulsar este proyecto productivo que hoy es ejemplo a nivel municipal. 
Muchos se preguntaran que hace un biólogo, un filósofo y un matemático físico en una vereda tan alejada, sencillo haciendo patria y haciendo lo que les gusta y es compartir sus conocimientos con los habitantes de la zona.
“La materia se llama proyectos productivos pedagógicos y en ella trabajamos dos horas cada semana. Tenemos en la actualidad 2.600 matas de las que producen 1.600 y con las que sacamos al mercado ochenta libras de del grano”.
Los niños venden el producto y con estos recursos se financian actividades que ni los padres de familia y el Gobierno pueden pagar. “Le agradecemos al señor Didier Ortiz que nos regaló una tostadora de Café que nos motivó a desarrollar más el proyecto”.
Pero pese a todo el esfuerzo que se hace no se logra compensar el hueco que deja la falta de recursos para el transporte y la alimentación, además las ayudas no llegan a tiempo para suplir estas necesidades. 

“Queremos que el transporte y la alimentación se pueda tener desde el primer día y llegue solo a lo ultimo los aportes. Deseamos que la Gobernación se interese por este tipo de proyectos que buscan el mejor desarrollo de los estudiantes”.
Desde Econoticias le enviamos un abrazo fraternal a cada uno de los docentes que trabajan en las diferentes veredas del Tolima y que con su esfuerzo y tesón construyen el futuro de Colombia.