Alexa
Ibagué - Colombia, 27 de Julio de 2017

Comentar Comentar

Económicas | 8 Ene 2017 - 4:32 pm | Por: Portafolio

Este sería el impacto de los nuevos impuestos en la canasta familiar

Este
Productos de aseo, hogar y abarrotes subirían hasta un 2,6%. Aumento del IVA subirá el costo de vida en 0,55 puntos porcentuales.

Aunque al menos 147 productos básicos de la canasta familiar están excluidos del pago del impuesto al valor agregado (IVA) y si bien un reducido grupo tiene una tarifa del 5 por ciento y otros 24 artículos están exentos o son sujetos de devolución del impuesto, los hogares colombianos comenzarán a sentir los efectos de la reforma tributaria más temprano que tarde.

El motivo es que otra lista grande de productos esenciales para las familias, entre los que se cuentan los de aseo personal, limpieza del hogar, aceites, abarrotes, salsas y condimentos, tendrá IVA del 19 por ciento a partir del 1.º de febrero, tres puntos por encima del 16 por ciento que rigió hasta el 31 de diciembre del año pasado.

También, las prendas de vestir y el calzado, de hombres, mujeres y niños, pagarán esa tasa del 19 por ciento, a lo que se suma el mayor costo por galón de gasolina (135 pesos) y del diésel (152 pesos) tras el nuevo gravamen a los combustibles fósiles con que los colombianos recibieron el nuevo año.

El mayor gasto sería cercano al 0,6 por ciento, sin incluir vestuario ni más gasto en combustible para quienes tienen un vehículo.

El incremento está dado por el alza del IVA en un grupo de cerca de 100 productos que quedan con una tasa del 19 por ciento. No obstante, al aplicar el nuevo IVA a la base gravable el precio final de los productos que tenían 16 por ciento subirá 2,6 por ciento.

Por ejemplo: nueve unidades de jabón para el cuerpo que en 2016 costaban en promedio 13.120 pesos, a partir del 1.º de febrero quedarían en unos 13.459 pesos. En detergente para la ropa, un kilo que antes costaba 9.990 pesos subirá a 10.248 pesos, esto en un supermercado o gran superficie como el Éxito, Olímpica o Colsubsidio, entre otras. 

Hay que tener en cuenta que en productos de aseo femeninos, como las toallas higiénicas, habrá un alivio de 9,6 por ciento a partir de este año, pues el IVA a estos elementos pasará del 16 por ciento al 5 por ciento, según la nueva reforma tributaria. Así, un paquete de 16 unidades que en el 2016 valía 5.648 pesos pasará a costar 4.983 pesos en el 2017.

Solo el aumento de IVA de 16 a 19 por ciento, sin tener en cuenta otros cambios, como en impuestos al consumo, representa un incremento de 0,58 puntos porcentuales del costo de la canasta para toda la población. En consecuencia, si se proyectaba una inflación para este año de 4,5 por ciento, esta pasaría a 5,1 por ciento.

Los gastos básicos de la canasta familiar son unos 181, de los cuales más de 90 tienen IVA, cada uno con distinto peso en los pagos que hacen los hogares. Así, el aumento de los tres puntos del IVA subirá el costo de vida en 0,55 puntos porcentuales para la población de ingresos altos, en 0,59 para los de ingresos medios y en 0,58 para los de ingresos bajos.

Un reciente análisis de los economistas del Grupo Bancolombia estima que los ajustes en el IVA generarían un aumento de 0,93 por ciento anual en el índice de precios al consumidor (IPC).

“El incremento de una sola vez generará una presión del orden de 0,93 % sobre la inflación en el 2017 (...). En nuestro escenario central, la inflación continuará corrigiendo en la primera parte del año. Sin embargo, el efecto de este tributo ralentizará la corrección de los precios e impondrá desafíos para la convergencia de la inflación a la meta, razón importante para afirmar que el escenario para la política monetaria en el 2017 seguirá siendo retador”, sostienen.

Otros cálculos, como los del centro de estudios económicos Anif, apuntan a que el impacto del IVA sería de un punto porcentual adicional de inflación, mientras que la firma comisionista Credicorp Capital dice que será de “entre 0,5 y 0,7 puntos porcentuales”.

Algunos gremios de la producción consideran que ese ajuste puede ser mayor, pues olvidan que los colombianos también deben destinar una parte de sus ingresos a vestuario y otros artículos que, aunque no hacen parte de la canasta básica, las familias ya las suman como prioritarios para su consumo.

Tomado de Portafolio (ver nota original) 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último