Alexa
Ibagué - Colombia, 19 de Enero de 2017

Comentar Comentar

Económicas | 24 Dic 2016 - 8:12 am | Por: Equipo Ecos del Combeima

Inflación por IVA se sentirá más en ingresos bajos que en altos

Inflación
Costo de vida subiría 0,58 puntos para los más pobres y 0,55 para población de ingresos altos.

El aumento de la tarifa general del impuesto al valor agregado (IVA), consagrado por la ley de reforma tributaria que el Congreso acaba de aprobar, se notará más en la canasta familiar de ingresos bajos que en la de ingresos altos, pero aún más en la de ingresos medios.

De los gastos básicos de la canasta familiar que mide el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), más de la mitad tienen hoy IVA de 5 o 16 por ciento, y los últimos subirán tres puntos al 19 por ciento, según lo aprobado en las plenarias de Cámara y Senado esta semana.

Sólo el aumento de IVA de 16 a 19 por ciento, sin tener en cuenta otros cambios como en impuestos al consumo, representa un incremento de 0,58 puntos porcentuales del costo de la canasta para toda la población. En otras palabras, si se esperaba una inflación para el 2017 de 4,5 por ciento, esta pasaría a 5,1 por ciento.

Otros cálculos diferentes a los de este diario van más allá. Anif había estimado el impacto de IVA en 1 punto porcentual adicional de inflación. Y en un comentario difundido este viernes, la firma comisionista Credicorp Capital, dice que será de “entre 0,5 y 0,7 puntos porcentuales”.

Los gastos básicos de la canasta familiar son 181, de los cuales, más de 90 tienen IVA, cada uno con distinto peso en los pagos que hacen los hogares.

Así, el aumento de los tres puntos del IVA subirá el costo de vida en 0,55 puntos porcentuales para la población de ingresos altos, en 0,59 para los de ingresos medios y en 0,58 para los de ingresos bajos.

La reforma tributaria que terminó de aprobarse en Cámara y Senado en las madrugadas del jueves y el viernes, junto con algunos puntos en los que hay diferencias deberá ser objeto de conciliación la semana que comienza, antes de pasar a sanción presidencial.

Las diferencias por el nivel de ingresos se explican, por ejemplo, en que el aceite, ahora con IVA de 19 por ciento, pesa el 1,26 por ciento en la canasta familiar de ingresos bajos, mientras que en la de ingresos altos solamente pesa un 0,4 por ciento.

Los detergentes pesan 0,8 por ciento en la canasta de ingresos bajos, y 0,5 por ciento en la de ingresos altos. Así mismo, productos para higiene corporal pesan 1,9 por ciento de la canasta de ingresos bajos, y 0,8 por ciento en la de ingresos altos.

De otro lado, los productos para el cuidado del cabello constituyen el 0,8 por ciento de los gastos de la gente de bajos ingresos, frente al 0,4 por ciento de la ingresos altos.

Frente a una mayor carga prevista para familias pobres, el centro de estudios Anif había propuesto “elevar la asignación de recursos al programa Familias en Acción del 0,4 por ciento hasta un 0,6 por ciento del PIB, con lo cual se focalizaría mejor la compensación a los pobres y se lograría un mejor recaudo tributario neto proveniente de las modificaciones al IVA”.

Por su parte, además del impacto en la inflación, Credicorp Capital proyecta un efecto negativo de entre 0,3 y 0,5 puntos porcentuales sobre el crecimiento del año entrante, y un mayor espacio para que el Banco de la República baje sus tasas.

Al término de la plenaria del Senado en la madrugada de este viernes, en la cual se aprobó dicha reforma, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, reconoció que esta es una iniciativa que contiene medidas impopulares, como el incremento del IVA, que afecta a todos los colombianos.

Asimismo, aclaró que esas medidas son para un país que ya no cuenta con las rentas petroleras del pasado y que se ve obligado a conseguir recursos suficientes para una mayor inversión social, para seguir progresando, reducir la pobreza y avanzar en el desarrollo y la construcción de su infraestructura.

En opinión de los economistas del Banco de Bogotá, quienes coinciden con los empresarios y otros sectores de la economía, el carácter estructural de la reforma se perdió en el trámite ante el Congreso, pues “su recaudo sería suficiente para cumplir la Regla Fiscal (solo) si la economía se mueve hacia un mejor crecimiento y los precios del petróleo son favorables”.

Freno a los evasores

Aunque el consenso entre los empresarios colombianos y algunos legisladores es que la reforma aprobada por el Congreso esta semana tiene muy poco de estructural y continúa siendo regresiva, el capítulo concerniente a los castigos que se impondrán no solo a los evasores de impuestos sino también a los que no cobren el IVA, aunque tengan la obligación de hacerlo, es muy destacable.

Antonio Navarro Wolff, senador del partido Alianza Verde, reconoció incluso que lo aprobado en la plenaria de la Cámara el jueves en la madrugada es mucho más completo que lo salido del Senado.

“En penalizaciones por evasión tributaria, lo que aprobó la plenaria de la Cámara es mucho mejor que lo del Senado; incluso, allí casi niegan todo lo de penalización: se salvó por un solo voto, fue una votación muy enredada”, advirtió el parlamentario.

Cárdenas, por su parte, dijo que hay avances notables no solo frente a los evasores, sino a las empresas sin animo de lucro que abusan de esa condición.

La aprobación de las penalidades marca un hito en esta materia, ya que nunca en la historia del país una iniciativa de esta naturaleza había logrado su aprobación conjunta, aunque en esta oportunidad la votación en el Senado fue bastante estrecha.

Temas como el monotributo, para los pequeños comercios; el tratamiento igualitario para empresas que están en zonas francas, que pagarán un impuesto de renta del 20 por ciento, también fueron aprobados, aunque con muy amplio debate.

Solo el relacionado con las zonas francas le tomó más de cinco horas a la plenaria del Senado evacuarlo y obligó a la suspensión de las discusiones el miércoles en la noche.

Se alista la conciliación

La nueva cita para seguir trabajándole al texto definitivo de la reforma tributaria, antes de que pase a sanción presidencial, es el martes a partir de las 11 de la mañana.

Allí, los textos aprobados en Cámara y Senado van a un proceso de conciliación de los puntos que fueron avalados en cada una de las plenarias y se liman las diferencias de cada uno. Según el senador Navarro Wolff, se conciliarán aspectos del IVA, castigos a la evasión y algo relacionado con salud de los pensionados, entre lo más importante. Nota original (Eltiempo.com)

 

 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último