Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Octubre.2018
Prabyc
  |   02.Octubre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Cuando las regulaciones son muy complejas y pone trabas a los empresarios se desestimula la inversión”: Alejandro Espinosa-Wang

Alejandro Espinosa Wang
Crédito: 
Javier Pérez/Ecos del Combeima
El especialista senior en el sector privado del Banco Mundial dialogó con Juan Pablo Sánchez sobre el estudio Doing Business Colombia y cómo utilizarlo para fomentar la competitividad y el ambiente de negocios en Ibagué.

 

Alejandro Espinosa-Wang, especialista senior en el sector privado del Banco Mundial, habló con Juan Pablo Sánchez sobre los resultados que arrojó el estudio Doing Business Colombia 2017 y cómo podría aplicarse para mejorar las oportunidades a nivel nacional y local para fomentar el clima de negocios.

Conozca el  estudio Doing Business Colombia 2017 

Juan Pablo Sánchez: ¿Qué es el estudio Doing Business Colombia 2017?

Alejandro Espinosa: Es un reporte que mide la facilidad de hacer negocios en 190 países del mundo, tiene una parte global donde se mide que tan fácil es el ciclo de vida de una Pyme. En el reporte global solo se mide una ciudad, el Colombia se mide solo Bogotá y por eso se hacen estudios complementarios donde se revisa la situación de otras ciudades del país.

En esta oportunidad se midieron las 32 capitales de departamento en cuatro áreas de hacer negocio, registro de la empresa, manejo de permisos de construcción, registro de propiedades y pago de impuestos.

Juan Pablo Sánchez: ¿Es cierto que en Colombia los empresarios destinan más del 60% de sus utilidades den pago de impuestos?

Alejandro Espinosa: Hay muchas formas de medir la tasa que se paga de impuestos, la más común es la tasa nominal de cuanto es el impuesto de renta de las empresas. La metodología del Doing Business es muy particular, cada estudio utiliza diferentes metodologías, en nuestro caso se miden los impuestos como el de la renta, el ICA e impuestos de los empleadores a nombre de los empleados. La filosofía del Doing Business es tratar desde el punto de vista del empresario cuánto se tiene que pagar en utilidades, por eso el ejercicio  en los 190 países del mundo es proyectar que se tiene una empresa con determinado número de empleados y ventas, sobre eso se le pregunta a contadores y expertos en el tema sobre qué tendría que pagar y eso arroja un número que da cerca del 64% de las utilidades para impuestos.

Juan Pablo Sánchez: ¿Todos los países con altos impuestos realmente redistribuyen la riqueza y la prosperidad?

Alejandro Espinosa: Creo que el enfoque del Doing Business es comparar las tasas de un país a otro pero no se mete mucho en la parte de determinar la tasa óptima, esto depende de muchas variables.

En el último reporte se entregan recomendaciones en cuanto a la eficiencia del pago de impuestos, se midieron que son 239 horas al año que tiene que invertir un empresario en cumplir con todas sus obligaciones tributarias mientras en otros países el número de horas y de pagos son más bajos, haciendo más fácil la vida del empresario.

Juan Pablo Sánchez: ¿Qué relación habría entre impuestos altos o bajos y la transparencia con que se manejan los recursos públicos?

Alejandro Espinosa: Esos son puntos interesantes que merecen un estudio específico pues están fuera del alcance del Doing Business.

Juan Pablo Sánchez: Ibagué pasó del segundo lugar en el Doing Business al puesto 26 ¿Qué nos puede contar sobre ello?  

Alejandro Espinosa: Procesos de construcción es el área donde Ibagué tendría más oportunidades de mejora, viendo los datos encontramos que hay muchos trámites antes del permiso de construcción, hay que ir a las Secretarías varias veces cuando en otras ciudades la Secretaría de Planeación reparte a las demás dependencias.

Esas interacciones son mayores que en otras ciudades, en Ibagué se requieren 19 procedimientos para culminar el proceso desde aplicar a la construcción hasta la habilitación final cuando en otras ciudades solo son 13, la diferencia de tiempo también es importante porque mientras Bogotá ocupa cerca de 132 días en Ibagué se demora cerca del 563 días.

El reporte global da una guía de qué se hace frente a ciertas situaciones sin embargo a veces es más sencillo compararse con ciudades y regulaciones más parecidas para aplicar en Ibagué.

Juan Pablo Sánchez: ¿Qué tan importante es para los empresarios que invierten en países como Colombia el Doing Business?

Alejandro Espinosa: Los empresarios miran muchas cosas, el Doing Business quizás es una parte de ellas, tenemos estudios que demuestran que hay  una correlación entre en el nivel de inversión extranjera con respecto al ambiente de negocios.

Eso demuestra que cuando las regulaciones son muy complejas eso trae trabas para los empresarios y desestimular la inversión.