Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Noviembre.2018
Prabyc
  |   26.Junio.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

Primer cargamento de aguacate Hass será exportado con apoyo de la Cámara de Comercio de Ibagué

Aguacate Hass Tolima
Crédito: 
Camara de Comercio
Las 40 familias que integran la Asociación Agacatec se están preparando de la mano con el ICA para certificar algunas fincas y así poder ingresar al mercado de los Estados Unidos.

 

Veintidós  toneladas de aguacate Hass fue exportado a Costa Rica por la Asociación de Aguacateros de Cajamarca el Tolima (Aguacatec).

Esta Asociación está ubicada en el municipio de Cajamarca y tiene una producción anual cercana a las 200 toneladas, y en los próximos días hará su primera exportación a este país centroamericano, con el apoyo de la Cámara de Comercio de Ibagué, entidad que realizó los contactos comerciales con los compradores.

“La Cámara de Comercio también nos apoyó con los contactos con la Cámara Colombo Centroamericana,  e hizo posible que el comprador estuviera en la zona” manifestó Manuel Augusto de la Pava Presidente de la Asociación.

Así mismo dio a conocer que tienen mucho que agradecerle al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), por el apoyo brindado en el proceso de requerimientos fitosanitarios para poder exportar, al igual que Procolombia que también ha sido una Entidad clave.

Esta Asociación actualmente le vende sus cosechas a comercializadoras privadas como Pacififruit,  Las Lajas y Exponativas, sin embargo esto hace que haya un proceso de intermediación en la venta de la cosecha.

Al respecto el Presidente Ejecutivo del Ente Cameral, Luis Alfredo Huertas Pontón indicó que la Entidad ha estado presente en este municipio que hace parte de su jurisdicción, con procesos como este que han permitido eliminar  la cadena de intermediación, “logrando tener acceso a nuevos mercados y mejorar las condiciones de vida de los empresarios”.

Finalmente las 40 familias que  integran la Asociación Agacatec se están preparando de la mano con el ICA para certificar algunas fincas y así poder ingresar al mercado de los Estados Unidos, porque los estándares de calidad de este país son exigentes ya que deben ser fincas libres de plagas cuarentenarias.