Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Agosto.2020
Inacar
  |   27.Julio.2020   |   Por:  
Laura Castro

Indisciplina social y gremial

Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
Una vez se conoció el Decreto 0385 del 24 de julio 2020, proferido por la alcaldía municipal informando de la medida de toque de queda, apareció un comunicado del Comité de Gremios Económicos del Tolima, firmado por su Presidente Jairo Arias Barragán, donde su encabezado sentenció: “Gremios no están de acuerdo con el cierre total”.

El crecimiento del contagio del Covid-19 en la ciudad por la indisciplina social obligó al gobierno local a tomar las medidas necesarias para prevenirlo y afrontar lo que llaman los expertos, la proximidad del pico de la pandemia. Por eso, entre el viernes 24 desde las 7 de la noche y hasta hoy  lunes 27 de julio a las 5:00 de la mañana, los ibaguereños cumplimos toque de queda. 

Una vez se conoció el Decreto 0385 del 24 de julio 2020,  proferido  por la alcaldía municipal informando de la medida, apareció un comunicado del Comité de Gremios Económicos del Tolima, firmado por su Presidente Jairo Arias Barragán, donde su encabezado sentenció: “Gremios no están de acuerdo con el cierre total”. Resalta el documento que la alcaldía debe enfocarse en una campaña de cuidado y autoprotección, no al cierre de los establecimientos que estaban ya habilitados para operar y con todos los protocolos de bioseguridad. Le recomienda el Comité al burgomaestre, controlar la informalidad y regular la indisciplina en algunos barrios de la cuidad. (Comunicado Comité de Gremios del Tolima). 

A las seis horas de expedido el anterior comunicado, hace noticia el Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ibagué, Brian Bazin Bulla con la difusión de un comunicado: La Cámara de Comercio entiende y acata las disposiciones del gobierno municipal y se hace un llamado a la ciudadanía a obedecerlas y atenderlas. De igual manera destaca que los últimos cinco decretos de la administración municipal han permitido la reactivación de 24 mil empresas y con ella,  la de  más de 190 mil empleos. De igual manera insiste en la responsabilidad y el  buen criterio de los empresarios para salir adelante en la tarea de contribuir en los propósitos de manejar y reducir los contagios. 

¿Y qué pasó ahí? ¿Si el presidente de los Gremios es el mismo Presidente de la Cámara de Comercio? Frente al asunto Arias Barragán  argumentó, que era una situación sin trascendencia alguna. Que él hizo sondeo sobre el toque de queda  con gran parte de los agremiados y se obtuvo como resultado rechazar la medida, pero al parecer,  no alcanzó a socializarla con el alcalde Andrés Fabián Hurtado y finalmente se encontró con la decisión tomada,  sin debate, discusión o concertación alguna. Pero no tiene reparos frente al pronunciamiento de Bulla, que contradice el suyo como Presidente de los Gremios. 

Al respeto Bulla explicó: No hubo claridad en los procesos, pues con anterioridad,  yo venía trabajando con el alcalde sobre el asunto. Afirma que los dos comunicados respaldan la medida. Que se trabaja en equipo. Resalta que el presidente de los gremios es autónomo y así lo demostró con el documento entregado a la opinión pública.

Sobre el asunto es importante mirar la forma y el fondo. La forma no fue la mejor, porque resulta inexplicable que desde la misma Cámara de Comercio se emitan dos conceptos diferentes, uno a través de su Presidente de Junta y otro a través del Presidente Ejecutivo. Ahí, no hay consonancia y menos trabajo en equipo.

El fondo. Como está la situación de la pandemia, gústenos o no, por el momento la medida era la  más conveniente y resulta extraño que quien representa los intereses de los diferentes sectores de la economía, y ostente la responsabilidad de llevar su vocería de todos los gremios, emita un comunicado para nada conveniente, justo en los momentos en los que más se necesita de la unidad, la concertación, el diálogo y el entendimiento.

Nadie quisiera pensar,  que el pronunciamiento  del Presidente de la Cámara de Comercio  tuvo como objetivo principal,   conjurar el efecto negativo que produjo el comunicado de los gremios al interior de la administración municipal. Por mucha autonomía que pregone Arias Barragán,  en este caso puntual, se le fueron las luces con lo que pudo calificarse como una indisciplina empresarial,  que se sumaría a la social. Así no aguantamos y menos saldremos adelante.

Punto Final: A los parques de la ciudad, la indisciplina social los está potencializando como focos de contagio.