Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Abril.2019
Terraverde
  |   11.Abril.2019   |   Por:  
Alberto Delgado

De políticos y del cinismo en la política

Congreso de la República
Crédito: 
Ecos del Combeima
La periodista y politóloga, Caterine Juvinao, se convirtió en la líder de la veeduría del ausentismo en el Congreso colombiano y para ello realizó un trabajo exhaustivo en donde con su equipo de trabajo, tuvo que evaluar la inasistencia de 268 congresistas revisando de manera manual 506 gacetas oficiales que equivalen a más de 35.000 páginas en un lapso de 6 meses.

Menciona la periodista, que el proceso fue muy engorroso ya que tuvieron que revisar hoja por hoja cada una de las actas del Congreso durante el periodo 2014 a 2018, para verificar las inasistencias de los honorables… (mismos que de honorables poco a nada tienen).

De ello salió una indecorosa lista de 30 congresistas vagos, en donde tristemente pero que no sorprende, aparecieron dos congresistas por el Departamento del Tolima… (Que vergüenza ajena para el departamento y para los tolimenses).

Saltan los nombres de JOSE ELVER HERNÁNDEZ CASAS y CARLOS EDWARD OSORIO AGUIAR, el primero menos vago con 20 fallas y por las cuales cobró una suma que supera los $20 millones de pesos, y la descomunal desfachatez del segundo que falto la media bobadita de 46 veces a trabajar y por las cuales cobró $48 millones de pesos… (Dineros del erario público).

El Artículo 183 numeral 2 de la Constitución Política reza lo siguiente: “los congresistas perderán su investidura por la inasistencia, en un mismo periodo de sesiones, a seis reuniones plenarias en las que se voten proyectos de acto legislativo, de ley o mociones de censura”.

El primero más conocido como “el choco” tendrá que preocuparse ya que actualmente funge como congresista, el segundo se quemó en su campaña para repetir curul por tanto no pierde algo que ya no tiene,  eso no lo exime de la responsabilidad; pero lo que más llama la atención, es que el señor CARLOS EDWARD OSORIO AGUIAR, está buscando el aval del Centro Democrático para presentar su nombre a los próximos comicios electorales aspirando a la Gobernación del Tolima, algo que por pura dignidad y respeto por los ciudadanos del Departamento del Tolima, debería declinar. Tampoco es claro si el expresidente Álvaro Uribe Vélez apoye a este señor luego de este tremendo escándalo en donde se pone en evidencia el nulo compromiso que tiene con el serio ejercicio de la política, en tanto que la violación a la Constitución Política por parte de este y todos los demás congresistas como lo dice Caterine Juvinao “es flagrante e inaceptable, ya que lo que hicieron es simple y llanamente una estafa al Estado y una traición a la confianza del electorado que creyeron en ellos”.  

Además de lo anterior, este personaje que aspira a la Gobernación del Tolima, está indagado por la Corte Suprema de Justicia, por mermelada y presunta compra de votos para aprobar algunos de los proyectos de ley que estuvieron relacionados con la paz y la reelección del expresidente Juan Manuel Santos, de igual manera en la página web trabajenvagos.com plantean que el señor en mención en la página web de la Cámara de Representantes NO existe un solo informe de su gestión y en su página personal carlosedward.com no hay mayor cosa que citas de filósofos, artistas y escritores como se puede evidenciar aún y alusiones a palabras de Dios que al parecer profesa pero dista mucho de cumplir.

Así mismo en esa página personal tiene un anuncio grande que reza: CREO EN EL TOLIMA, al parecer se le olvido creer en el trabajo y en la honestidad, se le olvidó creer que los dineros públicos son sagrados… ¿Ya devolvió el dinero que cobró por no trabajar? Sería un acto que se esperaría de todos esos congresistas vagos que al parecer ven en el ejercicio de la política la fuente de sus más infames instintos.

Eso sí,  el ex representante a la cámara nos deja un Código de Policía que viola derechos constitucionales y que se ha prestado para realizar las peores bajezas contra el pueblo colombiano más necesitado, ya son famosos los casos contra miles de colombianos que deben pagar comparendos por tratar de sobrevivir en un país que cuenta con 18 millones de seres humanos que viven por debajo de la franja de pobreza.

Excelente que en lugar de un nuevo código de policía, hubiera presentado un nuevo código para el ejercicio de la política castigando de forma ejemplar tanta bajeza y corrupción, pero eso sería esperar mucho… la esperanza no da para tanto.

ALBERTO DELGADO CORTÉS

Economista

MBA Magister en Administración de Empresas con especialidad en Sistemas de Gestión de Calidad - Chile.

Profesor investigador Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad del Tolima

Ponente a nivel internacional UNAM México – Universidade Veiga de Almeida Brasil.

Asesor pasantías nacionales e internacionales.

*Las ideas plasmadas en este documento no comprometen a la Universidad del Tolima, solamente son responsabilidad del  autor.